La tradicional economía agrícola de la región está experimentando cambios con la llegada del eco-turismo y el interés mundial en visitar Costa Rica. Ciertamente, para la comunidad, el café sigue siendo un producto de primer mundo importador, al igual que el azúcar, los vegetales, la fruta y los productos lácteos.

El cultivo del café se genera en las altas cuestas de las colinas circundantes y los viajes a los fincas pueden ser arreglados. Los puestos de fruta son una parada obligatoria para los turistas que degustarán de la deliciosa piña, el mango, la papaya, la fruta de la pasión y pocas variedades de fruta conocidas así como el dulce – el azúcar local que es deliciosa en bebidas y postres. También debe probar la variedad de zumos de fruta o refrescos hechos de la fruta fresca y agua o leche.

La Montaña Chirripo atrae a muchos escaladores y amantes de naturaleza a San Gerardo de modo que la economía de la comunidad deriva también en la renta de guías, cuartos de hoteles, restaurantes, bares y diseño de actividades para el turista. Por tal razón es digno preguntar… Cómo se verá la población en unos cuantos años?

¿Puede la comunidad controlar el creciente interés en explotación turística potencial? ¿Puede el eco-turismo preservar y respetar el ambiente?
¿Se pueden crear más oportunidades para la comunidad generando posibilidades turísticas como los viajes, artes, herramientas para proporcionar los medios adecuados que desarrollen una comunidad sustentable?

Vea: Proyecto San Gerardo para más información